Reduce tu consumo de pescado

Reduce tu consumo de pescado y cuando lo compres, elige siempre pescado de temporada, de artes sostenibles y lo más cercano posible.

Come menos y mejor carne

Come menos y mejor carne. Procura que la carne y otros derivados animales que consumas provengan de la ganadería extensiva, ecológica y local.

Bebe agua del grifo, no agua embotellada

Bebe agua del grifo, no agua embotellada. Si consideras que el agua de tu casa no es buena, puedes usar un filtro, es una pequeña inversión que te ahorrará una fortuna al año.

Come alimentos de verdad

Come alimentos de verdad Evita en lo posible los productos elaborados y pre-cocinados (si tiene ingredientes impronunciables, pregúntate sí son alimentos de verdad).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies